b. Qué es la Horizontalidad

Admin | Jue, 02/10/2014 - 12:00

Es un término nacido a finales del siglo XX, como una reacción constructiva, fruto del rechazo a los partidos tradicionales, basados en esquemas Piramidales, (Verticales), con tendencia a una fuerte jerarquización. [ver Verticalidad].

Bajo esta enfoque, la Horizontalidad busca la ausencia de jerarquías y burocracias, mediante la adopción de una estructura de Red, [ver Organización En Red], totalmente distinta al esquema Jerárquico, vertical, al que han derivado históricamente las organizaciones políticas y sociales tradicionales.

Supone un desarrollo de la Democracia, a través del concepto de Democracia Participativa que pretende la Participación Democrática de las personas, [ver Democracia Participativa y Participación Democrática], bien a nivel de toda la Sociedad, o bien dentro del ámbito de una determinada Organización (Movimiento Social o Partido Político).

Su enfoque es la llamada Democracia Directa, que ya ensayaron los Griegos de la Atenas clásica, donde los ciudadanos libres, reunidos en la plaza pública (el Ágora), ejercían el Derecho de Proposición, Deliberación y Decisión que son las tres características, que expresadas individualmente por cada persona, configuran la base de la renovación y profundización democrática que llamamos Horizontalidad.

Se suele sintetizar con la frase : “Cada persona un voto”, aunque bajo dicha expresión se encierran aquellos tres derechos, a los que se une el objetivo fundamental de buscar situaciones de Consenso mediante el diálogo que se establece a través de la Deliberación.

En definitiva y frente a los esquemas jerárquicos, la Horizontalidad supone “El Empoderamiento de los ciudadanos y ciudadanas, dentro de la Sociedad y de las Organizaciones a las que pertenecen

La viabilidad actual de la Horizontalidad se apoya en el uso de las TICs [ver TICs], que permiten a los seres humanos comunicarse fácilmente, tanto en el nivel Local como en el Global, [ver lo Glocal], introduciendo un enfoque “Transversal”, que rompe la inercia de lo Territorial hacia la construcción de esquemas Piramidales [ver Verticalidad].

El problema a resolver para el desarrollo de la Democracia Directa, como elemento fundamental  de la Horizontalidad, es comprender que no es un concepto fijo, aplicable en cualquier circunstancia de manera inamovible, sino un conjunto de posibilidades humanas y tècnicas aplicadas a colectivos que van desde la sencilla organización de un pueblo o barrio (su Ágora), al conjunto de una Sociedad con millones de personas.

De ésta manera, el nivel de complejidad que alcance cada colectivo (tamaño, extensión territorial, objetivos a cubrir, etc.), junto a los medios técnicos disponibles, determinarán las posibilidades a alcanzar y las características a desarrollar para cada caso y  circunstancia.