​h. El Trabajo En Red

Admin | Jue, 20/11/2014 - 08:47

La forma natural de actividad dentro de una Red, es la colaboración entre las personas integrantes de la misma.

En la base de la actividad diaria y en su forma más elemental, propia del quehacer diario, la relación habitual es de comunicación de Información y Conocimientos. Esto es, por otra parte, lo típico de las Redes Sociales, o Web 2.0.

Sin embargo, cuando se plantean ciertos objetivos a alcanzar
y para ello se crean organizaciones específicas de actividad,
se dice que ésta ha adquirido la forma de un Trabajo En Red

El Trabajo En Red se desarrolla como conjugación de tres elementos básicos:

> El Trabajo En Equipo

> La ayuda de las TICs

> La base adhocrática del Cooperativismo, o colaboración entre iguales

El Trabajo En Red puede llevarse acabo en dos niveles diferentes:

> Grupos de Trabajo En Red, con tantas personas integrantes como así manifiesten su deseo, aunque de entrada con ningún grado de compromiso explícito de colaboración.

> Equipos de Trabajo En Red, donde cada participante, adquiere un determinado grado de compromiso, en función de sus capacidades y posibilidades de dedicación.

Éste segundo formato, es la visión más profunda del Trabajo En Red, capaz de desarrollar con eficacia cualquier objetivo planteado, desde la elaboración de un simple documento, a la puesta en marcha de proyectos de trabajo, tan complejos como se necesite.

Dos características fundamentales del Trabajo En Red:

> Coordinación

Como todo Trabajo En Equipo, es necesario dotarse de los adecuados niveles de Coordinación, que dependerán de la complejidad del objetivo o proyecto. En los casos más sencillos, bastará con la simple figura de un "Facilitador/a".

> Consenso

Dado el planteamiento adhocrático, cooperativista, es necesario mantener una situación de Consenso entre los participantes del Equipo:

>> Consenso inicial para fijar objetivos, reparto de tareas, plazos de entrega, etc.

>> Consenso permanente para garantizar la marcha de la actividad y los cambios que sean necesarios durante la misma

i) El Partido En Red

Un Partido En Red es un partido que ha adoptado
la forma de Organización En Red,
bajo la premisa de la Horizontalidad

[ver Organización En Red] [ver Horizontalidad]

Desde este punto de vista, entre sus características hay que destacar:

> la combinación de la Estructura Territorial (que parte de lo Local) y la Estructura Transversal (que parte de lo Global)

> elección de los cargos de responsabilidad:

>> como mínimo, con un núcleo elegido, de forma directa y universal, en el contexto del nivel al que se refiera

>> aunque cabe alguna fórmula mixta

>> estableciendo rotaciones periódicas, bien de la totalidad de los cargos, bien de un porcentaje del total para garantizar la continuidad de la actividad

>> eliminando o llevando al mínimo la acumulación de cargos de responsabilidad en una sola persona

> En relación con la Estructura Territorial:

>> procura dotarse del menor nº de Niveles de Coordinación, para evitar la tendencia de lo Territorial hacia la Estructura Piramidal

Nota: las fórmulas a utilizar para todo ello no son fijas, sino dependientes de la experiencia práctica, tratando de encontrar un equilibrio entre los principios de la Horizontalidad y la búsqueda de la eficacia organizativa

> El Partido En Red, como Cooperativa Política

La Horizontalidad [ver Horizontalidad] implica la creación de una Organización En Red [ver Organización En Red], con una premisa básica que es la de la actividad colaborativa entre iguales, es decir, el planteamiento del Cooperativismo, de manera que puede decirse que

Cualquier Organización En Red adquiere, coherentemente, la forma de una Cooperativa

Partiendo de dicha conclusión, un partido que se propone organizarse desde la Horizontalidad, ha de basarse, en el planteamiento cooperativista y bajo este enfoque, puede definirse como una Cooperativa Política.

En base a ello, se puede afirmar que la Cooperativa Política es una forma de organización política basada en los principios del movimiento cooperativista, donde 1 persona = 1 voto y donde cada participante ve garantizadas la propiedad común del movimiento y la puesta en común de sus beneficios políticos.

En sincronía con la Sociedad del Conocimiento, la cultura libre y la economía del procomún, una Cooperativa Política podríamos contemplarla como una “organización de código abierto” [ver Código Abierto] y polinizadora, que funciona en red, tanto a nivel interno como externo, para pensar y mover la transformación social, repolitizar la sociedad civil al mismo tiempo que civiliza la sociedad política.

En cualquier momento, los instrumentos y medios organizativos de la Cooperativa Política tienen que ser acordes con las finalidades emancipadoras que defiende, tanto para la sociedad, como para el conjunto global de la biosfera. Fomenta la inteligencia colectiva y las prácticas de consenso, respeta la pluralidad y la singularidad de sus componentes, así como los principios de Horizontalidad, Radicalidad Democrática y trabajo desde abajo.

Nota: estos últimos párrafos, adaptados ahora por mi, tienen su origen en el texto redactado por Florent Marcellesi, en el seno de la Equomunidad, dentro de una colaboración que mantuvimos diversos participantes de cara a definir el concepto de Partido En Red.