j4. Democracia Directa y Democracia Líquida

Admin | Lun, 08/12/2014 - 08:59

j4) Democracia Directa y Democracia Líquida
 
j4.a Democracia Directa
 
Nota: En la Wikipedia, se puede encontrar una amplia información sobre el tema. Entre otras:
http://es.wikipedia.org/wiki/Democracia_directa
http://es.wikipedia.org/wiki/Democracia_ateniense
 
La democracia directa, llamada también democracia pura, es una forma de democracia en la cual el poder es ejercido directamente por el pueblo en una Asamblea.
 

El origen del término proviene del desarrollo de tal actividad, llevada a cabo en algunas ciudades de la antigüedad griega, especialmente en Atenas, a partir de 507 a. C., experiencia que duró unos dos siglos hasta que fue suprimida por los macedonios.
 
Podríamos decir que la Democracia Directa es el concepto básico sobre el que se apoya el desarrollo de la Democracia Participativa.
 
Con el surgimiento del 15M, ésta práctica social, se trasladó a las plazas  de pueblos y barrios por toda España, mostrando sus aspectos más participativos en cuanto a profundización de la Democracia, frente a  a la Democracia Representativa, también denominada Liberal.
 
El punto de partida se basa en el lema “Cada Persona, Un Voto”, que resume el derecho de Proposición, Deliberación y Decisión para cada persona participante, bien a nivel de una vecindad local, o de una determinada organización.
 
Tal enfoque es esencialmente asambleario, donde todxs los ciudadanos, reunidos en la Plaza Pública (el Ágora), pueden participar ejerciendo aquel triple derecho.
 
> El problema en Organizaciones Complejas
 
Sin embargo, el problema surge cuando se trata de aplicar dicho concepto de Democracia Directa, en organizaciones de creciente nivel de complejidad y más allá de todas ellas, si se pretende extender su aplicación al conjunto de la Sociedad.
 
Cuando la complejidad de la Organización aumenta, (Nº de participantes, Lejanía física, Multiplicidad de temas y objetivos a plantear, etc.) la dificultad para organizar el proceso Asambleario Presencial, se hace mayor, así como la dificultad para aplicar la Democracia Directa en todos sus aspectos.
 
En otros tiempos esto hubiera sido de una gran dificultad. Sin embargo, el desarrollo tecnológico, en cuanto a los medios disponibles para el manejo de la Información y su Comunicación (las TICs),  está favoreciendo desde los comienzos del siglo XXI, las viabilidad de aplicación de la Democracia Directa a organizaciones  muy grandes e incluso a toda la Sociedad.
 
En este sentido, ya hemos dicho que en los niveles de actuación locales, lo Presencial cobra todo su valor, pudiendo tener, por ejemplo, una periodicidad semanal y es complementado mediante relaciones virtuales. Por el contrario, en niveles de actuación muy amplios o transversales, la relación virtual es la normal y la presencial solo se lleva a cabo cada cierto tiempo (6 meses, un año, dos, en situaciones extraordinarias, etc.)
 
Para este último caso, hace tiempo que se viene experimentando con el concepto de Asamblea Virtual de larga duración (por ejemplo varios meses), combinada con momentos de Asamblea Presencial, puntuales, así como con actividades asamblearias a todos los niveles, locales y transversales.
 
Naturalmente, que ello conlleva la necesidad de analizar las posibilidades de aplicación más adecuadas según los niveles de complejidad de que se trate y las herramientas disponibles.
 
No obstante, no hay manuales ni experiencia que expliquen como se debe llevar a cabo la Democracia Directa para una gran Organización, un Partido Político o toda una Sociedad.
 
Siendo conscientes de tal dificultad, una organización que pretenda desarrollar la práctica de la Democracia Directa debe saber analizar sus objetivos y necesidades y determinar, en consecuencia, las formas o cauces de actuación más adecuadas, combinado los diferentes medios que tenga  su disposición.
 
Por ejemplo, una organización local puede reunirse semanalmente, deliberando o tomando decisiones, tanto en esos momentos como a través de Asambleas virtuales. Ello sería imposible  para toda una sociedad. No se puede tener a todo el mundo discutiendo sobre cada asunto relacionado con las decisiones de gobierno diarias. En estos casos, el planteamiento debe centrarse en los temas relevantes que conciernen a toda la colectividad, sea esta una gran ciudad, una Comunidad Autónoma o todo el Estado.
 
Debemos recodar lo que ya se ha dicho anteriormente: saber combinar, según los casos, las diversas parejas de relación, Presencial /Virtual, Local/Global, En Linea/ Fuera de linea, y los objetivos decisorios a cubrir según la complejidad de la Organización de que se trate.
 
> La necesidad de encontrar el equilibrio entre Adhocracia y Operatividad
 
Otra cuestión clave para el buen ejercicio de la Horizontalidad en Organizaciones muy grandes y este es el caso de un Partido Político, es el de encontrar el necesario equilibrio entre el principio de igualdad entre todxs (la adhocracia)  y el de eficacia operativa de cara a los objetivos marcados.
 
Lo que se ha expresado como el equilibrio entre el Caos creativo y el Cosmos ordenado.
 
No es una cuestión baladí. Si el equilibrio se rompe por el lado adhocrático, el riesgo de caer en situaciones poco operativas es alto. Por el contrario, si se rompe por el lado de la Coordinación, otorgando demasiados poderes a los responsables elegidos, se corre el riesgo de anular la participación y la aportación creativa de las personas integradas en la organización.
 
> Necesidad de asumir un proceso de aprendizaje desde la práctica
 
Finalmente, es de destacar que en estos  momentos iniciales de aplicación de la Democracia Directa y, en general, de la Democracia Participativa, habrá que tener en muy cuenta la responsabilidad de que estamos aprendiendo sobre la marcha y por tanto, la necesidad de introducir siempre elementos de reflexión sobre la práctica.
 
Conceptos ya clásicos como la “Mejora Continua”,  “Aprender Haciendo” (Las empresas que aprenden), etc. pueden ser muy útiles en los procesos de construcción de organizaciones horizontales. Talleres frecuentes en torno a los diversos temas relacionados con la Democracia Participativa y su aplicación práctica, serán siempre muy necesarios.